Buscar este blog

sábado, 16 de febrero de 2019

AM0001 - ARMENIA // Monasterio de Tatev


Carmen María Gea

El monasterio de Tatev es un monasterio apostólico armenio del siglo IX, localizado en una amplia altiplanicie de basalto cerca del pueblo de Tatev, en la provincia de Syunik, en el sudeste de Armenia. El término "Tatev" se refiere normalmente al monasterio. El conjunto monástico se sitúa en el borde de una profunda garganta del río Vorotán. Tatev es conocido por ser la sede del obispado de Syunik y jugó un papel significativo en la historia de la región como centro económico y político, y por su actividad espiritual y cultural.  En los siglos XIV y XV, el monasterio albergó una de universidades medievales más importantes de Armenia, la Universidad de Tatev, que contribuyó al impulso de la ciencia, la religión y la filosofía, la reproducción de libros y el desarrollo de las miniaturas o iluminaciones, pinturas de figuras en los manuscritos ilustrados. Los investigadores de la Universidad de Tatev contribuyeron a la preservación de la cultura armenia y el credo durante uno de los periodos más turbulentos de su historia. El monasterio es el lugar más conocido de Syunik.​ En 2010 se inauguró un teleférico llamado las Alas de Tatev, que une Tatev con el pueblo de Halidzor.​ Está incluido en el Libro Guinness de los récords como "el funicular de doble cable más largo del mundo sin paradas". Según la tradición, el nombre del monasterio procede de Eustateus, un discípulo de Judas Tadeo, quién predicó y fue martirizado en esta región. Su nombre ha evolucionado a Tatev. La etimología popular incluye una leyenda que habla de un acontecimiento ligado a la construcción de la iglesia principal, donde un aprendiz subió en secreto hasta lo alto del campanario para colocar una cruz de su diseño propio. Aun así, el aprendiz fue atrapado por su maestro durante el descenso. Impresionado al ser descubierto, el aprendiz pierde pie y cae al abismo mientras clama a Dios para que le conceda alas, lo cual, en armenio se dice así: “Ta Tev”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario