Buscar este blog

martes, 24 de junio de 2014

AE0001 - EMIRATOS ÁRABES // Dubái


Gloria Gea y Carmen María Gea

El origen del nombre del emirato es incierto, debido a que la tradición oral era el único medio para transmitir las costumbres e historias del pueblo árabe que habitaba la región. Hoy día todavía se debate si «Dubái» es una palabra derivada del árabe o del persa. La primera mención escrita de la palabra data del año 1095, hecha por el geógrafo hispanoárabe Abu Abdullah al-Bakri en su Libro de Geografía, a partir de la información obtenida de comerciantes y viajeros que tenían noción del lugar, puesto que al-Bakri nunca visitó la península arábiga; cinco siglos después, en 1587, Gaspero Balbi —un comerciante de perlas italiano— aportó la primera referencia no árabe de la zona y señaló que en su visita a Dubái notó la presencia de buzos venecianos que buscaban joyas en el lugar. Durante la década de 1820, los historiadores ingleses se referían a Dubái como Al Wasl. De acuerdo a Fedel Handhal, investigador de la historia y cultura de los Emiratos Árabes Unidos, la palabra «Dubái» puede provenir del árabe Daba —un derivativo de Yadub— que significa «cosa que fluye», en referencia al brazo de mar Khawr Dubayy. El poeta e historiador Ahmad Mohammad Obaid rastreó las raíces de la palabra hasta llegar al mismo término, pero le dio el significado alternativo de «langosta». Otras teorías afirman que Dubái proviene del persa du —«dos»— y bradr —«hermano»—, en alusión a dos asentamientos gemelos. También puede ser una forma diminutiva de la palabra Daba —«mercado»— o de una palabra que significa «dinero», dado que sus habitantes eran buenos comerciantes. Del nombre actual, deriva su gentilicio, que es «dubaití».

No hay comentarios:

Publicar un comentario