Buscar este blog

sábado, 8 de febrero de 2014

GB0037 - REINO UNIDO // Gateshead Millennium Bridge


Yonatan Lorca

El Gateshead Millennium Bridge, es un puente de inclinación preparado para el tránsito de peatones y ciclistas situado sobre el río Tyne, entre Gateshead y Newcastle, en Inglaterra. Esta galardonada estructura, fue concebida y diseñada por Wilkinson Eyre Architects y los ingenieros civiles de la empresa Gifford. En términos de altura, el puente es ligeramente más corto que su vecino Tyne Bridge, y se erige como la sexta estructura más alta en la ciudad. Elegido entre más de 150 propuestas, la construcción del puente supuso un costo de 22 millones de libras (unos 28 millones de euros), financiados por la Millennium Commission y el Fondo Regional para el Desarrollo Europeo. Abierto al público desde el 17 de septiembre de 2001, es conocido a nivel local con el apodo de “Blinking Eye Bridge” o “Winking Eye Bridge” debido a su forma y su método de inclinación. El puente fue levantado el 20 de noviembre del 2000 en el mismo lugar de una sola pieza por el Asian Hercules II, una de las mayores grúas flotantes del mundo. La estructura consta de seis cilindros hidráulicos de 45 centímetros, divididos en tres a cada lado del puente y alimentado con un motor eléctrico de 55 kW. Esto hace posible que el puente pueda rotar para adquirir una inclinación que permita a pequeños barcos y embarcaciones, de hasta 25 metros de altura, pasar por debajo. El puente tarda cuatro minutos y medio en finalizar la rotación, alcanzando un ángulo de 40º de cerrado a abierto, en función de la velocidad del viento. Pero mejor, veámoslo en un timelapse donde se demuestra la belleza que ofrecen este tipo de puentes de inclinación. La cubierta del puente proporciona una acera y un carril bici separados, tomando una amplia dirección curvada a través del río. La sección de la cubierta, es esencialmente, una caja rígida de acero, suspendida desde los cables de acero de 6m centralizados desde un arco de acero parabólico. El arco y la cubierta son unidas en cada final del soporte donde convergen sobre una disposición transversal cilíndrica, que a su vez se apoya en cada extremo por cojinetes esféricos. A partir de este cilindro se extiende una paleta de acero a la que un grupo de cilindros hidráulicos están conectados. Para abrir el puente, los grupos de cilindros empujan contra la paleta rotatoria de la estructura a través del ángulo requerido de 40 grados. Cada grupo de cilindros es operado por una planta de energía hidráulica independiente ubicada en una sala de máquinas, inmediatamente detrás de los bloques de anclaje del cilindro. El puente ha funcionado de forma fiable desde su construcción, haciendo posible el tránsito del tráfico fluvial sin complicaciones. Sin embargo, no sólo se abre para el paso de embarcaciones, sino también para actividades turísticas y grandes eventos deportivos, como la Northumbrian Water University Boat Race y la Cutty Sark Tall Ships Race. La construcción del puente hizo ganar a los arquitectos de Wilkinson Eyre en 2002 el Premio Stirling concedido por la Royal Institute of British Architects (RIBA), así como a los ingenieros de Gifford en 2003 ganar la IStructE Supreme Award. Al ganar el Premio Stirling, Wilkinson Eyre se convirtió en la primera, y hasta ahora única empresa de arquitectos en conservar el galardón más prestigioso de la arquitectura británica. En 2005, el puente recibió el Premio de la Estructura Excepcional otorgado por la Asociación Internacional de Puentes e Ingeniería Estructural (IABSE).



No hay comentarios:

Publicar un comentario