Buscar este blog

domingo, 8 de diciembre de 2013

BY0020 - BIELORRUSIA // Palacio de Livadia


Eugene (Postcrossing)

El palacio de Livadia hecho de piedra blanca, en los siglos 19 y 20 fue la residencia de la familia real de los emperadores rusos, ahora no es sólo uno de los más hermosos edificios de la costa del Sur de Crimea sino un monumento importante de la historia. Justo aquí los gobernadores de la coalición anti hitleriana decidieron el destino del mundo en posguerra. La historia del palacio empieza en 1834 cuando el pequeñito pueblecito Livadia cerca de Yalta fue comprado por Lev Pototsky, el magnate polaco y que construyó aquí una mansión. Treinta años después, lo adquirió el imperador Alexandr II que pensó en hacer aquí su residencia de verano. Según el mandato del zar, al palacio le renovaron considerablemente y le dieron el esplendor y convirtieron en un verdadero palacio de emperadores. A principios del siglo 20, el edificio envejeció y el emperador Nicolás II de Rusia mandó a demolerlo y construir en su lugar un nuevo. El arquitecto de Yalta, Nicolay Krasnov creó un nuevo complejo que se le consideran uno de las obras maestras de Ucrania que completa armónicamente el paisaje magnifico de la costa. El palacio de Livadia construido en el estilo de Renacimiento italiano tiene los elementos eclécticos del estilo bizantino y además los motivos orientales y góticos. Las salas son diseñadas ricamente con los ornamentos arquitectónicos. Al palacio le comunica un encanto especial un patio italiano encuadrado de rosas. En aquel entonces aquí rodaron un sinfín de películas. Las autoridades soviéticas, después de la usurpación del poder en el estado, le convirtieron el palacio en el balneario para los campesinos. Sin embargo, un acontecimiento que tuvo lugar a principios de 1945 cambió la historia del palacio para siempre. Aquí se encontraron tres líderes de URSS, EE.UU. y Gran Bretaña para definir el régimen del mundo en los años de posguerra. Además, durante la conferencia de Yalta, aquí vivió Franklin Roosevelt. El Presidente norteamericano fue muy impresionado por la belleza y grandeza del edificio que luego pidió a Iósif Stalin venderlo, pero el gobernador soviético negó tal propuesta. En el palacio de Livadia hasta hoy día pasan importantes cumbres políticos de nivel internacional. Ahora en el edificio del palacio está ubicado el museo. Aquí hay dos exposiciones, una dedicada al trabajo de la conferencia de Yalta y otra a la vida de las familias reales de imperadores rusos. Además, en la colección del museo hay las muestras rarísimas. Cerca del palacio se encuentra un bellísimo parque, se le consideran uno de los más antiguos en la península ya que le fundaron hace dos siglos. Aquí nace el famoso paseo del Sol o Zarista que es siete kilómetros de largo. La calle es casi horizontal pues no hay ascensos y descensos. El paseo se distingue con los paisaje que se puede ver de allí y además la escultura decorativas, bancos intricados, árboles y matorrales exóticos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario