Buscar este blog

lunes, 1 de julio de 2013

ES0354 - ESPAÑA // Santuario de la Vera Cruz



 El Santuario de la Vera Cruz de Caravaca se encuentra situado en la cima de un montículo amurallado, visible desde puntos distantes del enclave urbano, erigiéndose en un lugar excepcional y un enclave de referencia. Constituye el núcleo más importante de la ciudad por su significado histórico, cultural y religioso. A la explanada del Santuario se accede desde la Cuesta del Castillo. El castillo se remodelará durante el siglo XVII para albergar el Santuario. El templo actual fue erigido a partir de 1617, sobre la base del primitivo de la Vera Cruz, siendo el autor de la traza el arquitecto carmelita Fray Alberto de la Madre de Dios. Las obras dieron comienzo el 16 de julio. El bastión más moderno, la muralla, está datado en los inicios del siglo XIX, coincidiendo con la Guerra de la independencia. El 18 de marzo de 1944 es declarado Monumento Histórico Nacional. El Santuario, edificado en el siglo XVII en el interior de la antigua fortaleza medieval levantada por los musulmanes, tiene entrada por una puerta situada en la muralla que mira hacia poniente. Esta, recientemente restaurada, es de planta irregular y rodea el recinto, conservando catorce baluartes y torreones de época medieval, el más elevado de los cuales se halla en la parte Este y se conoce con el nombre de 'Torre Chacona'. El Museo de la Vera Cruz está ubicado en la tradicional Casa del Capellán, en el Santuario de la Vera Cruz, y se compone de tres salas dedicadas a la historia de la Sagrada Reliquia, al ajuar litúrgico y a la arqueología del Santuario. Su colección básica procede del antiguo Museo de Arte Sacro e Historia de la Vera Cruz. En el sótano del museo encontramos restos arqueológicos de las murallas, torres y mazmorra del antiguo castillo medieval que existió bajo la actual iglesia y museo. También se ha recuperado el foso de la Guerra de la Independencia, los grandes aljibes medievales, y la torre de las Toscas, donde se ubica la Oficina de Atención al Peregrino.

No hay comentarios:

Publicar un comentario