Buscar este blog

domingo, 2 de diciembre de 2012

ES0228 - ESPAÑA // Glorieta de España


La zona del antiguo Palacio o Alcázar del Príncipe estaba situada junto al cauce del río Segura, en el lugar llamado El Arenal. Este Alcázar fue mandado construir en 1405 por el rey Enrique III y, a principios del siglo XVIII, se comenzaron las reformas en este lugar, lo que supuso la demolición del Palacio. Toda la zona fue entonces aprovechada para llevar a cabo la ampliación de algunos edificios, tanto civil como eclesiástico, que destacaban por su situación e importancia. Encontrándose aquí el origen de esta plaza. A finales del siglo XVIII se aprovechó el material de derribo, procedente de las torres del Palacio del Santo Oficio, para comenzar la construcción de la Glorieta. Por su situación en la zona del Arenal, esta plaza fue llamada Glorieta del Arenal. Entre 1832 y 1837, el arquitecto Francisco Bolarín García diseñó un monumento en honor al rey Fernando VII que fue colocado en la Glorieta. Esta estatua fue destruida el 3 de mayo de 1837 por una masa de población enfurecida. Quedando de ella solamente el pedestal. Éste fue reutilizado años después para colocar sobre él la estatua del Conde de Floridablanca, ubicada en el Jardín que lleva su nombre. En 1843 el arquitecto Santiago Baglietto lleva a cabo el diseño y construcción de una verja que cerraba todo el conjunto de la plaza. Este espacio estuvo primero bordeado por una verja de madera, que fue más tarde sustituida por una de hierro. Tenía además, cuatro amplias puertas orientadas cada una hacia un punto cardinal: Norte, Sur, Este y Oeste. En 1851 el arquitecto Juan José Belmonte, a quien se le encargó la construcción del nuevo Ayuntamiento, diseñó las cuatro puertas de hierro que debían cerrar la verja que recorría el Paseo de la Glorieta. En 1867 se dota a esta plaza de luz artificial mediante la instalación del alumbrado de gas. En el año 1908 tenemos noticias de nuevas reformas en la plaza, eliminándose plantas, arbustos, las puertas, las verjas y los postes que formaban parte de su diseño, convirtiéndose en un lugar abierto. La plaza ha sufrido numerosos cambios de nombre a lo largo de su historia, muestra de la importancia simbólica de este lugar. Con la vuelta al poder de la Monarquía en 1870, la plaza pasó a llamarse Glorieta de Alfonso XII, en honor al nuevo monarca. De nuevo cambió de nombre cuando en 1906, el rey Alfonso XIII contrajo matrimonio con Victoria Eugenia de Battenberg, pasando a llamarse Glorieta de la Reina Victoria en honor a esta última. En 1873, con motivo de la insurrección cantonal y por un breve tiempo pasó a denominarse Plaza de la Constitución. Durante la II República, se cambió el nombre por el de Plaza del 14 de Abril, en conmemoración del día en que fue instaurado de nuevo el sistema de gobierno republicano en España (1931-1936). La Guerra Civil (1936-1939) trajo consigo la construcción en la plaza de refugios antiaéreos en los que  la población pudiera resguardarse en caso de ataque aéreo. En la etapa franquista se denominó con el nombre de Glorieta de España, nombre que ha perdurado hasta la actualidad, aunque se tiende a llamar a esta plaza sólo Glorieta. El diseño actual de la plaza es obra del arquitecto Daniel Carbonell y en ella se han situado en los últimos tiempos distintos monumentos como el Monumento al Huertano. Se puede decir que la Glorieta es el centro de la vida pública de la ciudad y su lugar más representativo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario