Buscar este blog

miércoles, 10 de octubre de 2012

US0177 - ESTADOS UNIDOS // El Álamo


Anne Chang

El Álamo, originalmente conocida como Misión San Antonio de Valero, es una antigua misión religiosa católica que, también, actúo como fortaleza militar y fue sede de la Batalla de El Álamo en 1836. En la actualidad, existe un museo en la construcción, localizada en la ciudad de San Antonio, en Texas. El complejo, que originalmente incluía un santuario y construcciones aledañas, fue construido por el Imperio Español en el siglo XVIII, con el objetivo de educar a los indígenas locales y convertirlos al cristianismo. En 1793, la misión fue secularizada y muy pronto abandonada. Diez años después se convirtió en una fortaleza de un grupo del Ejército Mexicano, la Segunda Compañía Móvil de San Carlos de Parras, la cual probablemente fue quien dio a la misión el nombre "El Álamo". Los soldados mexicanos mantuvieron la misión en su poder hasta diciembre de 1835, cuando el General Martín Perfecto de Cos fue derrotado por el Ejército Tejano después del Sitio de Béjar. Un número relativamente pequeño de soldados tejanos ocuparon entonces el sitio. El General tejano Sam Houston creyó que los tejanos no tenían las suficientes fuerzas humanas para mantener ocupado el fuerte y ordenó al Coronel James Bowie que la destruyera. Bowie no siguió la orden y, en colaboración con el coronel James C. Neil, se abocó a la tarea de fortificar la misión. El 23 de febrero, el General mexicano Antonio López de Santa Anna dirigió una importante grupo de soldados mexicanos a San Antonio de Béjar y rápidamente inicio el sitio de la fortaleza. El sitio finalizó el 6 de marzo, cuando el ejército mexicano atacó El Álamo. Cuando la Batalla de El Álamo finalizó la mayor parte, si no todos, de los defensores de la fortaleza habían resultado muertos en el enfrentamiento. Cuando el ejército mexicano se retiró de Texas, al final de la Revolución de Texas, destruyó algunos de los muros de El Álamo y prendió fuego a parte de las edificaciones. Durante los próximos cinco años, El Álamo fue periódicamente utilizado para acuartelar soldados, tanto tejanos como mexicanos, pero finalmente fue abandonado. En 1849, varios años después de que Texas fuera anexionada a los Estados Unidos, el Ejército Norteamericano comenzó a rentar el edificio como depósito de la intendencia. El Ejército Norteamericano abandonó la misión en 1876, después de que el cercano Fuerte Sam Houston fuera establecido. La capilla de El Álamo fue vendida al estado de Texas, el cual realizó visitas ocasionales pero no hizo ningún esfuerzo por restaurarla. Las edificaciones restantes fueron vendidas a una compañía mercantil que las utilizó para establecer una tienda de comestibles al por mayor. La asociación de las Hijas de la República de Texas, después de ser fundada en 1892, comenzó a tratar de conservar El Álamo. En 1905, Adina Emilia de Zavala y Clara Driscoll lograron convencer a la legislatura de comprar los edificios y de nombrar a las Hijas custodias permanentes del sitio. Durante los próximos seis años, de Zavala y Driscoll discutieron sobre cuál era el mejor modo de restaurar la misión. La discusión culminó en la corte, para decidir cuál de ambas secciones de las Hijas de la República de Texas iban a controlar El Álamo. Como resultado de la contienda, el gobernador de Texas, Oscar B. Colquitt, puso el complejo brevemente bajo control estatal y comenzó la restauración del mismo en 1912. El sitio fue devuelto a las Hijas hacia fines de ese año. La legislatura tomo medidas en 1988 y en 1994 para colocar el complejo bajo control del Departamento de Parques y Vida Salvaje de Texas pero los intentos fallaron después de que el gobernador en ese momento, George W. Bush, anunció que vetaría cualquier intento de ley que pretendiera desplazar a las Hijas de la República de Texas del control de El Álamo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario