Buscar este blog

miércoles, 10 de octubre de 2012

IT0056 - ITALIA // Boloña y sus monumentos


Laeticia Abihssira

Bolonia (en italiano: Bologna, pronunciado /boˈloɲɲa/; en boloñés: Bulåggna), es una ciudad de Italia, capital de Emilia-Romaña (en el norte del país), situada entre el río Reno y el río Sávena, cerca de los Apeninos. Es una de las ciudades históricas mejor conservadas y tiene el segundo casco antiguo medieval más grande de Europa, después del de Venecia. Es llamada la Ciudad Roja por el color de sus tejados y fachadas, y por ser uno de los ejes centrales del Partido Comunista Italiano y de la resistencia de los partisanos contra los fascistas en la Segunda Guerra Mundial. También es llamada Bolonia la Docta por su universidad, fundada en 1088 (la más antigua de todo Occidente), y Bolonia la Gorda por su excelente cocina. La plaza Maggiore la plaza principal de la ciudad y está flanqueada por grandiosos y nobles edificios; frente a San Petronio está el Palacio del Podestá (siglo XIII), sede del Ayuntamiento, reconstruido a finales del siglo XV; en el lado este se halla el Palacio de los Bancos, edificio del siglo XVI debido a Vignola; junto a la iglesia, el Palacio de los notarios (siglos XIV-XV); y en el lado oeste surge el Palacio Comunal (siglos XIII-XV).. Las dos Torres mediaveles caracterizan el panorama de la ciudad. La Torre de los Asinelli (97,60 metros) fue erigida en el siglo XII, quizás por la familia homónima, pero es más probable que la alzase la Comuna para que sirviera de torre de vigía; desde su cima se abarca con la mirada toda la ciudad; la Garisenda (48,16 m) es mucho más inclinada y se le atribuye quizás a la familia Garisendi; fue construida a finales del siglo XI. La fuente de Neptuno (fontana del Nettuno en italiano) es una fuente monumental que se encuentra en Bolonia en la plaza Neptuno, adyacente a la Plaza Mayor. Debido a sus dimensiones, los boloñeses la llaman afectuosamente "il Gigante" (al Żigànt en dialecto boloñés). Se dice que Juan de Bolonia quería realizar al Neptuno con genitales más grandes pero la iglesia se lo prohibió. El escultor de todos modos no se rindió y de hecho diseñó la estatua de manera que desde un ángulo particular el pulgar tensado de la mano izquierda parezca emerger del bajo vientre, en un modo parecido a un pene erecto. En su época, las señoras de Bolonia se turbaban al ver al Neptuno, por lo que la iglesia tuvo que ponerle unos pantalones de bronce a la estatua. Toda la fuente tiene de todos modos un fuerte carácter erótico; por ejemplo, las ninfas de las esquinas rocían agua por los pezones. La leyenda narra que antes de un examen importante el estudiante que quiera tener la fortuna de su parte debe girar dos veces en contra de las agujas del reloj alrededor de la fuente, tal como hizo Juan de Bolonia alrededor del pedestal reflexionando sobre el proyecto de realización del Neptuno, dando así inicio a su fortuna y a su expiación por la "derrota florentina".

No hay comentarios:

Publicar un comentario