Buscar este blog

sábado, 18 de agosto de 2012

ES0093 - ESPAÑA // El teatro romano de Cartagena



El teatro romano de Cartagena es un teatro de época romana construido entre los años 5 y 1 a. C. (reinado de César Augusto) en la ciudad de Carthago Nova, actual Cartagena. Tenía capacidad para unos seis mil espectadores, y estuvo en uso hasta el siglo III, a partir del cual se superpusieron varias edificaciones. En 1988 fue descubierto y las excavaciones arqueológicas han logrado sacarlo a la luz para poder ser visitado en el marco del Museo del Teatro Romano. El 21 de enero de 1999 fue declarado Bien de Interés Cultural en la categoría de monumento. El teatro romano fue construido en tiempos del emperador Augusto. En el 44 a. C. la ciudad había sido elevada al rango de colonia romana, bajo el título de Colonia Vrbs Iulia Nova Carthago (C.V.I.N.C), y poco después, el emperador Augusto se lanzó a un ambicioso plan de romanización y urbanización de la ciudad. La ciudad ya contaba con un gran anfiteatro, de época republicana, y ahora el emperador la dota de un gran foro y un teatro de grandes dimensiones. El teatro fue dedicado a Lucio y Cayo César, príncipes de la juventud y nietos de Octavio Augusto, cuyos nombres aparecen en dos grandes dinteles de mármol gris situados sobre los accesos oriental y occidental del teatro. Por esta razón, se sabe que fue construido entre los años 5 y 1 a. C. Fue construido con diversos materiales: calizas y mármoles del Cabezo Gordo (Torre-Pacheco), areniscas de las canteras locales, y, destacan las columnas realizadas en travertino rojo de Mula, y muy especialmente todas la ornamentación escultórica del teatro que fue realizada en mármol pentélico blanco procedente de Grecia y muy posiblemente tallados en talleres imperiales en la propia Roma e importados expresamente a la ciudad para la construcción del teatro. Fue descubierto casualmente cuando se comenzó la construcción del Centro Regional de Artesanía. Al haber estado cubierto por sucesivas capas de ocupación (bizantina, árabe, medieval..) el teatro estaba oculto y no se tenía ninguna constancia de su existencia. Esta ocultación permitió que una elevada cantidad del material original del teatro se conservara in situ. Después de algunos años de abandono, tras su descubrimiento, se emprendió un ambicioso proyecto de reconstrucción y restauración del monumento. El teatro se había mantenido en muy buen estado de conservación y hasta un 60% de los materiales originales se conservaban enterrados (del teatro romano de Mérida, por ejemplo, sólo se conservaba un capitel cuando se comenzó la restauración de la escena). La restauración del monumento se ha concluido parcialmente en 2008. En la restauración se ha seguido el criterio de diferenciar claramente lo que son materiales originales de lo que son materiales nuevos. Hasta el año 2020 no se concluirá la restauración del pórtico. La restauración del pórtico del Teatro Romano queda pospuesta hasta la próxima década. Paralelamente, se encargó la construcción del Museo del Teatro Romano de Cartagena al prestigioso arquitecto Rafael Moneo, que ha sido inaugurado el 11 de julio de 2008 por Ramón Luis Valcárcel, presidente de la Región de Murcia y por Pilar Barreiro, alcaldesa de Cartagena. La restauración arqueológica fue realizada bajo la dirección técnica del prestigioso arqueólogo Sebastián Ramallo Asensio.

No hay comentarios:

Publicar un comentario