Buscar este blog

martes, 10 de julio de 2012

ES0040 - ESPAÑA // Sangría



La sangría es una bebida alcohólica refrescante típica de España y Normalmente consiste en vino, fruta picada, un endulzante y algún licor. El Diccionario de la Real Academia en su edición del 2001 define así la sangría: “Bebida refrescante que se compone de agua y vino, con azúcar y limón y otros aditamentos.” Y en esa misma edición señala que en Ciudad Real y Toledo la sangría recibe el nombre de “zurra”. Sin embargo la legislación comunitaria entiende que "sangría" y "zurra" son dos bebidas distintas. La diferencia fundamental estriba en que en la sangría. no entran como ingredientes los aguardientes u otros alcoholes fuertes. En la zurra, en cambio, está presente el brandy u otros aguardientes o bebidas de alta graduación. La legislación comunitaria parece captar mejor que el Diccionario de la Academia el significado real de ambas palabras, si bien es verdad que muchas personas llaman "sangría" a lo que en realidad es una "zurra". Sangría tiene traducción al inglés: “sangaree”. El Concise Oxford Dictionary la considera palabra de origen español, con los significados de “bebida fría de vino rebajado con agua y especiada” y de “bebida de limonada y vino tinto”. En Estados Unidos normalmente se usa el xenismo sangria. En cuanto a la etimología de la palabra, según la revista “Muy interesante”, la palabra sangría, aunque proviene de sangre. Parece ser que fueron los ingleses los que pusieron de moda esta bebida a mediados del siglo XIX. El escritor y periodista inglés Michael Jackson consideraba que “sangría” y “sangaree” son dos bebidas distintas. De la primera proporciona una receta para cuatro personas, con los siguientes ingredientes: una botella de vino español tinto y seco; brandy español; curaçao o un licor parecido: 84 g de zumo de limón; 74 g de zumo de naranja; 56 g de azúcar y media naranja en rodajas. Dar la vuelta todos los ingredientes y servirlo en una jarra. De la “sangaree” afirma que “generalmente es un vino fortalecido, endulzado, servido en un cubilete y a menudo helado”. Es, dice, una antigua anglicanización de la palabra española sangría. Señala como ingredientes: una cucharadita de azúcar “glas”; un vaso largo de oporto o jerez; una rodaja de naranja o una piel de limón; nuez moscada. Mezclar bien y servir en un vaso de whisky. Añadir la piel de limón o la rodaja de naranja y espolvorear con nuez moscada. Las dos definiciones del diccionario de Oxford parecen más fiables, tanto por la autoridad de este diccionario, superior a la de Michael Jackson, como porque coinciden con lo que en España se entiende por sangría. Es muy posible que Jackson haya confundido la “sangaree” —a la que considera un cóctel— con algún cóctel hecho con jerez. En algunas zonas, a la zurra se le llama zurracapote.

La sangría se consume desde, al menos, la primera década del siglo XIX en España Sin embargo, otras tesis menos aceptadas sitúan su origen en las Antillas cuando eran colonia británica. También es bastante común su consumo, merced a la masiva inmigración española desde aproximadamente 1860 a 1960, en Argentina (usándose por tradición casi siempre el mismo tipo de jarro de vidrio de origen español para su preparación) durante los veranos de la zona templada del Hemisferio Sur.

No hay comentarios:

Publicar un comentario